La incoherencia de Vitaldent en el programa "La Noria"

Tal y como apunta en este artículo el diario La Razón el pasado sábado el programa de Telecinco «La Noria» recibió un tibio respaldo por parte de los anunciantes. Después de las últimas semanas –en las que el programa apenas tuvo anuncios por lo que tuvo que recurrir a las promociones de Mediaset– Telecinco intentó atraer a las marcas con una estrategia publicitaria sin precedentes en la televisión, pero que respondía a una situación excepcional como es la que está viviendo «La Noria»: una oferta especial por la cual las marcas podrían insertar sus anuncios con publicidad gratuita y bajo coste.

Era evidente que Campofrío, que fue la primera marca en desmarcarse, valga la redundancia, de este tipo de programas no iba a volver. Sin embargo, de los anunciantes que estaban presentes en «La Noria» antes de la polémica entrevista a la madre de «El Cuco», sólo Vitaldent regresó a «La Noria» la noche del sábado. Pero no olvidemos que hace tres semanas la clínica odontólogica anunció a través de este comunicado la retirada de sus «spots»: Vitaldent informa que la emisión de la publicidad el pasado sábado se ha debido a un error ajeno a Vitaldent y que se ha dado orden aTelecinco para suspender la publicidad de la empresa en el programa La Noria por tiempo indefinido. Pero parece que la oferta de Telecinco de bajar a coste cero sus anuncios le hizo replantearse la conveniencia de seguir apareciendo en el programa ¿a cualquier precio?
Al margen de la polémica desatada, de si el programa La Noria debe o no debe continuar, habría que preguntarse lo siguiente: ¿Dónde ha quedado el discurso moral de los anunciantes? ¿Nos olvidamos de la importancia de tener una “marca coherente” para con nuestros clientes?

La RAE define coherencia, en su segunda acepción, como actitud lógica y consecuente con una posición anterior. Esto enlaza perfectamente con conceptos como la confianza y la credibilidad, pues si se mantiene una postura/discurso coherente, se presupone que se mantendrá en acciones futuras, y se confía/se cree en el mantenimiento de unos valores y acciones determinados. En relación a la marca, tal y como apunta Gemma Cernuda en este post si somos coherentes y decimos que hacemos cosas porque eso nos posiciona como marca comprometida con una causa, debemos hacerla y mostrar el resultado a la sociedad. No es una cuestión de maquillaje, es una cuestión de esencia, de valores, de principios. Por tanto, si queremos que nuestros clientes (o potenciales consumidores) confíen en nuestra marca, ¿cómo vamos a fallarles?

Y en este sentido, ¿dónde ha quedado el discurso moral de Clínicas Vitaldent? ¿por qué AÚN no ha dado una respuesta a los clientes a través del blog en el que publicó el comunicado? ¿por qué ha preferido anunciarse a bajo coste si los principios que transmite son totalmente incoherentes? Sólo un consejo: en el mundo globalizado y mucho más participando en el juego online NO TODO VALE. Y con seguridad, esta equivocadísima estrategia de esta clínica odontológica le acabe pasando factura por incoherente. Se verá.

Anuncios

Publicado el noviembre 28, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: