La Nueva Economía: nuevas formas de producir y consumir (I)

Globalización a través de manos unidas que muestran el mundo

El fuerte avance de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) ha provocado profundos cambios económicos, sociales y culturales en las últimas décadas. Fruto de estos cambios surge una nueva economía con características propias y en la que impera valores como la sostenibilidad, la creatividad, la transparencia, la participación, la responsabilidad, la tecnología y el compromiso.

De la mano de Evaristo Nogales, he tenido la posibilidad de conocer las claves de la economía digital en la que estamos inmersos y que lleva, a partir de la introducción de la tecnología, a un nuevo modo de producir y consumir, que analizamos en el siguiente post.

“Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas,
entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno.
Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas,
entonces ambos tendremos dos ideas”.
Bernard Shaw

Con el estallido de la crisis financiera, en la que actualmente estamos inmersos, se ha puesto de manifiesto muchas de las debilidades del actual sistema, tanto económico, como político-social, produciéndose cambios en la estructura mundial. Surge así una “nueva economía”, definida los cambios que llevamos viviendo en los últimos años y que, según propone Castells, se caracteriza por la informacionalización y la globalización. En definitiva, hay una nueva forma de producción y consumo, consecuencia de los cambios tecnológicos relacionados con la información, las comunicaciones y la globalización.

¿Cómo se traslada este nuevo paradigma económico al mundo empresarial?

Las tecnologías de la información mejoran la eficiencia de todos los aspectos de la economía, especialmente de las empresas tradicionales, para las que la nueva economía implica un incremento de la productividad a través de la reducción de costes y la mejora en los servicios a los clientes (adaptación a sus necesidades, velocidad de acceso, etc.). Estos son sólo algunos aspectos, pero también hay otros que no podemos perder de vista:

  • Las nuevas oportunidades empresariales provienen de la alta creatividad. Y, a su vez, la creatividad, tiene como base la conexión entre modelos ya existentes y nuevos. En definitiva, se debe pensar en nuevos modelos de negocio que nos permitan olvidarnos de los ya existentes.
  • Se hace un uso natural e intensivo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), pues éstas reducen costes y eliminan barreras de entrada. Pensemos, por ejemplo, en el caso de ING Direct, que basa el servicio al cliente en la atención online y reducen la parte offline a unas pocas sucursales físicas en las ciudades más importantes.
  • Las estructuras organizativas de la empresa son menos verticales, son planas, flexibles e integradas. La toma de decisiones ya no está centralizada, sino que es abierta.
  • La relación de propiedad de un puesto de trabajo como tal no es tan significativa como el dominio de alguna competencia esencial para el buen funcionamiento del conjunto. El “trabajo bruto” se sustituye por la capacidad de saber hacer bien una tarea dentro de un equipo de trabajo. En definitiva, se es más consciente que es más fácil sustituir el dinero que el talento.
  • Alto grado de cooperación con otros agentes: facilita el desarrollo de la función innovadora y garantiza su continuidad en el mercado.
  • Se supera la barrera del tamaño físico de la empresa.

La aparición, pues, de la tecnología ha permitido que se modifiquen los procedimientos de la economía tradicional.  Pero en la actualidad el problema se traslada a la creciente complejidad que supone separar la economía tradicional de la economía digital debido, fundamentalmente, a la penetración de este tipo de tecnologías en la mayor parte de los sectores tradicionales. En el siguiente post analizaremos qué paradigmas han cambiado en la conocida como Economía Digital, qué agentes se ven implicados y cómo afecta todo esto en nuestro país.

Fuente | Sectores de la Economía 20+20. Economía digital
Imagen | coop57

Anuncios

Publicado el noviembre 26, 2012 en Actualidad, SmmUs y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: